miércoles, mayo 14, 2008

=>¿Cómo distinguir_LO BUENO de LO MALO?<=

LO BUENO de LO MALO



*

¿QUIÉN tiene la potestad para fijar las normas de lo que es bueno y lo que es malo? Esta pregunta se planteó en el mismo principio de la historia humana. Según el libro bíblico de Génesis, Dios designó un árbol que crecía en medio del jardín de Edén como “el árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo”

´´(Génesis 2:9): Así Jehová Dios hizo crecer del suelo todo árbol deseable a la vista de uno y bueno para alimento, y también el árbol de la vida en medio del jardín, y el árbol del conocimiento de lo bueno y
lo malo.´´

Y y mandó a la primera pareja humana que no comiera de su fruto. Sin embargo, el enemigo de Dios, Satanás el Diablo, dijo que si comían del árbol, “tendr[ían] que abrírseles los ojos y tendr[ían] que ser como Dios, conociendo lo bueno y lo malo”
´´(Génesis 2:16_17):
16.- Y también impuso Jehová Dios este mandato al hombre: “De todo árbol del jardín puedes comer hasta quedar satisfecho.
17.- Pero en cuanto al árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo, no debes comer de él, porque en el día que comas de él, positivamente morirás”.
(Génesis 3:1):
1.- Ahora bien, la serpiente resultó ser la más cautelosa de todas las bestias salvajes del campo que Jehová Dios había hecho. De modo que empezó a decir a la mujer: “¿Es realmente el caso que Dios ha dicho que ustedes no deben comer de todo árbol del jardín?”.
´´(Génesis 3:5):
5.- Porque Dios sabe que en el mismo día que coman de él tendrán que abrírseles los ojos y tendrán que ser como Dios, conociendo lo bueno y lo malo”. ´´
´´(Revelación [Apocalipsis] 12:9):
9.- De modo que hacia abajo fue arrojado el gran dragón, la serpiente
original, el que es llamado Diablo y Satanás, que está extraviando a toda la tierra habitada; fue arrojado abajo a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados abajo con él. ´´

Adán y Eva debían tomar una decisión: ¿aceptarían las normas de Dios sobre el bien y el mal, o seguirían sus propias normas? ´´(Génesis 3:6.): Por consiguiente, la mujer vio que el árbol era bueno para alimento, y que a los ojos era algo que anhelar, sí, el árbol era deseable para contemplarlo. De modo que empezó a tomar de su fruto y a comerlo. Después dio de este también a su esposo cuando [él estuvo] con ella, y él empezó a comerlo.´´ . Optaron por desobedecer a Dios y comer el fruto del árbol. ¿Qué implicó este simple acto? Al no respetar los límites que Dios les había establecido, demostraron que creían que a ellos y a sus descendientes les iría mejor si fijaban sus propias normas sobre lo que es bueno y lo que es malo. ¿Cuánto éxito ha tenido la humanidad en sus intentos por ejercer esta facultad divina?



Diferentes opiniones


Tras repasar las enseñanzas de pensadores eminentes que han vivido a lo largo de los siglos, la Encyclopædia Britannica dice que desde la época del filósofo griego Sócrates hasta el siglo XX ha habido “muchos debates sobre la definición exacta de lo que es el bien y la norma sobre lo que debe ser bueno o malo”.

Por ejemplo, los sofistas, destacado grupo de maestros griegos del siglo V a.E.C., enseñaban que las normas sobre lo bueno y lo malo se determinan en virtud de la opinión popular. Uno de ellos dijo: “Lo que a cada ciudad le parece justo y recto, lo es, en efecto, para ella, en tanto lo juzgue así”. Según esta norma, Josué —mencionado en el artículo anterior— debería quedarse con el dinero, ya que eso es lo que probablemente haría la mayoría de las personas de su comunidad, o “ciudad”.

Immanuel Kant, renombrado filósofo del siglo XVIII, expresó una opinión diferente. La revista Issues in Ethics comenta: “Immanuel Kant, entre otros, [...] se concentró en el derecho de cada persona a decidir lo que debe hacer”. Según esta postura filosófica, Josué podría hacer lo que le pareciera, con tal de que no vulnerara los derechos ajenos. No debería permitir que la opinión de la mayoría determinara sus normas.

A lo largo de los siglos, los pensadores han debatido sobre la cuestión de lo bueno y lo malo


¿Qué decidió hacer Josué? Escogió una tercera opción. Aplicó la enseñanza de Jesucristo, cuyas normas morales han merecido el elogio de cristianos y no cristianos. Jesús enseñó: “Todas las cosas que quieren que los hombres les hagan, también ustedes de igual manera tienen que hacérselas a ellos” ´´(Mateo 7:12): ”Por lo tanto, todas las cosas que quieren que los hombres les hagan, también ustedes de igual manera tienen que hacérselas a ellos; esto, de hecho, es lo que significan la Ley y los Profetas.´´. Para sorpresa de su clienta, él le entregó los 82.000 dólares. Cuando le preguntaron por qué no se había quedado con el dinero, Josué respondió que era testigo de Jehová, y añadió: “No era mío”. Él tomó en serio las palabras de Jesús que se hallan en la Biblia, concretamente en ´´Mateo 19:18: Él le dijo: “¿Cuáles?”. Jesús dijo: “Pues: No debes asesinar, No debes cometer adulterio, No debes hurtar, No debes dar falso testimonio. ´´“No debes hurtar”.


¿Es la opinión popular una guía confiable?


Algunas personas tal vez digan que Josué cometió una insensatez por ser tan honrado. Pero la opinión popular no es una guía confiable. Por ejemplo, en el pasado hubo sociedades que mayoritariamente aceptaban los sacrificios de niños. ¿Quiere decir eso que estaba bien hacerlos? ´´(2 Reyes 16:3.): Y se puso a andar en el camino de los reyes de Israel, e hizo pasar aun a su propio hijo por el fuego, conforme a las cosas detestables de las naciones que Jehová había expulsado a causa de los hijos de Israel. 4 Y siguió sacrificando y haciendo humo de sacrificio en los lugares altos y sobre las colinas y debajo de todo árbol frondoso.´´ También hubo otras que consideraban normal el canibalismo. ¿Quiere decir eso que era lícito comer carne humana? La popularidad de cierta práctica no la justifica. Mucho tiempo atrás, la Biblia advirtió sobre esta trampa al decir: “No debes seguir tras la muchedumbre para fines malos” ´´(Éxodo 23:2): No debes seguir tras la muchedumbre para fines malos; y no debes testificar en cuanto a una controversia para desviarte con la muchedumbre a fin de pervertir la justicia.´´



Jesucristo señaló otra razón para ser cautelosos en cuanto a adoptar la opinión popular como una guía de lo que es bueno y lo que es malo: reveló que Satanás es “el gobernante del mundo” ´´(Juan 14:30):Ya no hablaré mucho con ustedes, porque el gobernante del mundo viene. Y él no tiene dominio sobre mí.´´´´(Lucas 4:6): y el Diablo le dijo: “Te daré toda esta autoridad y la gloria de ellos, porque a mí me ha sido entregada, y a quien yo quiera se la doy.´´. Satanás utiliza tal posición para extraviar a “toda la tierra habitada” ´´(Revelación 12:9):De modo que hacia abajo fue arrojado el gran dragón, la serpiente original, el que es llamado Diablo y Satanás, que está extraviando a toda la tierra habitada; fue arrojado abajo a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados abajo con él.´´ . Por consiguiente, si usted distinguiera el bien del mal basándose únicamente en lo que goza de la aceptación popular, podría estar adoptando el punto de vista del Diablo sobre la moralidad, y eso ciertamente sería desastroso.


¿Puede usted confiar en su propia opinión?





Entonces, ¿debería cada persona decidir por su cuenta lo que es bueno y lo que es malo? La Biblia aconseja: “No te apoyes en tu propio entendimiento” ´´(Proverbios 3:5): .Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento.´´ ¿Por qué no? Porque todos los seres humanos hemos heredado un defecto fundamental que puede distorsionar nuestro juicio. Cuando Adán y Eva se rebelaron contra Dios, adoptaron las normas de Satanás, un traidor egoísta, y lo eligieron a él para que fuera su padre espiritual. Más tarde pasaron a su prole una característica familiar: un corazón traicionero con la facultad de reconocer lo bueno, pero con la tendencia a hacer lo malo:


(Génesis 6:5): Por consiguiente, Jehová vio que la maldad del hombre abundaba en la tierra, y que toda inclinación de los pensamientos del corazón de este era solamente mala todo el tiempo.


(Romanos 5:12) Por eso, así como por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y la muerte mediante el pecado, y así la muerte se extendió a todos los hombres porque todos habían pecado...


(Romanos 7:21-24).

21 Hallo, pues, esta ley en el caso mío: que cuando deseo hacer lo que es correcto, lo que es malo está presente conmigo.

22 Verdaderamente me deleito en la ley de Dios conforme al hombre que soy por dentro,

23 pero contemplo en mis miembros otra ley que guerrea contra la ley de mi mente y que me conduce cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.

24 ¡Hombre desdichado que soy! ¿Quién me librará del cuerpo que está padeciendo esta muerte?

La Encyclopædia Britannica señala en su apartado sobre la ética: “No parece extraño que las personas conozcan sus deberes morales, pero que de todas formas hagan lo que más les convenga. Proporcionarles razones para hacer el bien ha sido uno de los mayores problemas de la ética de Occidente”. Como bien dice la Biblia: “El corazón es más traicionero que cualquier otra cosa, y es desesperado. ¿Quién puede conocerlo?” ´´(Jeremías 17:9): El corazón es más traicionero que cualquier otra cosa, y es desesperado. ¿Quién puede conocerlo?´´. ¿Confiaría usted en alguien que tiene fama de actuar de manera traicionera, irreflexiva y desesperada?




Es cierto que aun los que no creen en Dios pueden comportarse con rectitud moral y adoptar un código de ética práctico y honorable. No obstante, a menudo los nobles principios de dicho código no son más que un reflejo de las normas morales de la Biblia. Aunque tales personas nieguen la existencia de Dios, sus ideas demuestran que tienen la capacidad inherente de reflejar las cualidades divinas. Este hecho es prueba de que, tal como revela la Biblia, la humanidad fue creada “a la imagen de Dios” ´´

´´(Génesis 1:27): Y Dios procedió a crear al hombre a su imagen, a la imagen de Dios lo creó; macho y hembra los creó.´´

´´(Hechos 17:26-28):

  • 26 E hizo de un solo [hombre] toda nación de hombres, para que moren sobre la entera superficie de la tierra, y decretó los tiempos señalados y los límites fijos de la morada
    de [los hombres],
  • 27 para que busquen a Dios, por si buscaban a tientas y verdaderamente lo hallaban, aunque, de hecho, no está muy lejos de cada uno de nosotros.
  • 28 Porque por él tenemos vida y nos movemos y existimos, aun como ciertos poetas de entre ustedes han dicho: ‘Porque también somos linaje de él’.´´.

El apóstol Pablo dice: “Son los mismísimos que demuestran que la sustancia de la ley está escrita en sus corazones” ´´(Romanos 2:15): Son los mismísimos que demuestran que la sustancia de la ley está escrita en sus corazones, mientras su conciencia da testimonio con ellos y, entre sus propios pensamientos, están siendo acusados o hasta excusados.´´.

La opinión popular puede estar influida por fuerzas invisibles




Claro está, una cosa es saber lo que es bueno, y otra muy distinta tener la fortaleza moral para hacerlo. ¿Cómo adquirimos esa fuerza moral necesaria? Dado que nuestros actos son motivados por el corazón, cultivar amor por el Autor de la Biblia, Jehová Dios, nos ayudará a conseguirla (Salmo 25:4, 5).

  • 4 Hazme conocer tus propios caminos, oh Jehová;enséñame tus propias sendas.

  • 5 Hazme andar en tu verdad y enséñame,porque tú eres mi Dios de salvación.

Cómo adquirir la fuerza para hacer el bien


El primer paso para aprender a amar a Dios es reconocer lo razonables y prácticos que son sus mandamientos. “Esto es lo que el amor de Dios significa —señala el apóstol Juan—: que observemos sus mandamientos; y, sin embargo, sus mandamientos no son gravosos.” ´´(1 Juan 5:3.): Pues esto es lo que el amor de Dios significa: que observemos sus mandamientos; y, sin embargo, sus mandamientos no son gravosos.´´. Por ejemplo, la Biblia contiene consejos que ayudan a los jóvenes a discernir si está bien ingerir bebidas alcohólicas, tomar drogas o tener relaciones sexuales prematrimoniales. La Biblia ayuda a los matrimonios a resolver sus diferencias y suministra a los padres pautas para criar a sus hijos.* Cuando se aplican, las normas morales de la Biblia benefician a jóvenes y adultos, prescindiendo de sus antecedentes sociales, educativos o culturales.




Tal como el alimento nutritivo nos da las energías para trabajar, la lectura de la Biblia nos da fuerzas para vivir en conformidad con las normas divinas. Jesús asemejó los dichos de Dios al pan que sustenta la vida ´´(Mateo 4:4):Pero en respuesta él dijo: “Está escrito: ‘No de pan solamente debe vivir el hombre, sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová’”.´´ . También dijo: “Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió” (Juan 4:34). En realidad, alimentarse de la Palabra de Dios lo preparó para resistir las tentaciones y tomar decisiones sabias ´´(Lucas 4:1-13):


  • 1.- Ahora bien, Jesús, lleno de espíritu santo, se apartó del Jordán, y el espíritu lo condujo por aquí y por allá en el desierto.


  • 2.- por cuarenta días, mientras lo tentaba el Diablo. Además, no comió nada en aquellos días, y por eso, cuando estos hubieron concluido, tuvo hambre.


  • 3.- Entonces el Diablo le dijo: “Si eres hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan”.


  • 4.-Pero Jesús le respondió: “Está escrito: ‘No de pan solamente debe vivir el hombre’”.


  • 5.- De modo que lo llevó hacia arriba y le mostró todos los reinos de la tierra habitada en un instante de tiempo;

  • 6.- y el Diablo le dijo: “Te daré toda esta autoridad y la gloria de ellos, porque a mí me ha sido entregada, y a quien yo quiera se la doy.

  • 7.- Por eso, si tú haces un acto de adoración delante de mí, todo será tuyo”.

  • 8.- Respondiendo, Jesús le dijo: “Está escrito: ‘Es a Jehová tu Dios a quien tienes que adorar, y es solo a él a quien tienes que rendir servicio sagrado’”.

  • 9.- Entonces lo condujo a Jerusalén y lo apostó sobre el almenaje del templo y le dijo: “Si eres hijo de Dios, échate abajo desde aquí;

  • 10.- porque está escrito: ‘A sus ángeles dará encargo acerca de ti, que te conserven’,

  • 11.- y: ‘Te llevarán en sus manos, para que nunca des con tu pie contra una piedra’”.

  • 12.- Respondiendo, Jesús le dijo: “Dicho está: ‘No debes poner a prueba a Jehová tu Dios’”.

  • 13.- De modo que el Diablo, habiendo concluido toda la tentación, se retiró de él hasta otro tiempo conveniente. .



Puede que al principio a usted se le haga difícil alimentarse de la Palabra de Dios y adoptar sus normas. Pero recuerde que cuando era pequeño, tal vez no le agradaba el sabor de ciertos alimentos que le beneficiaban. Para crecer fuerte y saludable, tuvo que aprender a disfrutarlos. De igual manera, quizás le tome tiempo cultivar el gusto por las normas de Dios. Pero si persiste, llegará a amarlas y adquirirá fortaleza espiritual ´´(Salmo 34:8):Gusten y vean que Jehová es bueno;feliz es el hombre físicamente capacitado que se refugia en él.´´ ; (2 Timoteo 3:15-17):





  • 15.- y que desde la infancia has conocido los santos escritos, que pueden hacerte sabio para la salvación mediante la fe relacionada con Cristo Jesús.

  • 16.-Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas, para disciplinar en justicia,

  • 17.- para que el hombre de Dios sea enteramente competente [y esté] completamente equipado para toda buena obra.

Aprenderá a confiar en Jehová y se sentirá impulsado a ‘hacer el bien’ ´´(Salmo 37:3): Confía en Jehová y haz el bien;reside en la tierra, y [en todo] trata con fidelidad.´´.



Tal vez usted nunca se vea en una situación como la de Josué; sin embargo, todos los días toma decisiones éticas, sean pequeñas o grandes. Por tal motivo, la Biblia le dirige esta exhortación: “Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. En todos tus caminos tómalo en cuenta, y él mismo hará derechas tus sendas”

(Proverbios 3:5, 6):


5.- Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento.

6 En todos tus caminos tómalo en cuenta, y él mismo hará derechas tus sendas..


Aprender a confiar en Jehová no solo le beneficiará ahora, sino que también le dará la oportunidad de vivir para siempre, porque la senda de la obediencia a Jehová Dios conduce a la vida

(Mateo 7:13, 14):

  • 13.- ”Entren por la puerta angosta; porque ancho y espacioso es el camino que conduce a la destrucción, y muchos son los que entran por él;

  • 14.- mientras que angosta es la puerta y estrecho el camino que conduce a la vida, y pocos son los que la hallan. .


    La Biblia no solo nos ayuda a distinguir el bien del mal, sino que también nos motiva a hacer lo bueno

2 comentarios:

julio cesar dijo...

Hola Joselyn bendiciones para ti, me he dado una vueltita por tu blog y esta buenisimo, me alegra tus progresos...te dejo un abrazo.-

Mary dijo...

BENDICIONES ¡¡
AUNQUE NO ME CONTESTES¡¡
YO SEGUIRE PASANDO¡¡