domingo, agosto 10, 2008

->[Decisiones que pueden hacerle feliz]<-

Un Joven rico toma una mala decisión



Aquel gobernante joven y rico era una persona recta, religiosa y respetuosa de la ley. Cuando llegó hasta Jesús, se puso de rodillas y le preguntó: "Buen Maestro, ¿Qué tengo que hacer para heredar vida eterna?.



(Marcos 10:17).

17.- Al salir él para seguir su camino, llegó uno corriendo y, arrodillándose delante de él, le preguntó:
--Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?



Jesús le indicó que debía obedecer los mandamientos de Dios. Entonces el joven le pidió que fuera más específico, así que Jesús dijo: "No debes ASESINAR, No Debes cometer ADULTERIO, No debe HURTAR, No debes Dar falsos testimonios, Honra a tú PADRE y a tú MADRE, Y, Tienes que amar a tú prójimo COMO A TI MISMO ". aquellos eran mandamientos básicos de la ley que DIOS entregó a Moisés. Pero el joven insistió: "Todos los he guardado, "¿qué me falta aún?" (Mateo 19:16-20).



El relato indica que "Jesús sintió amor por él" y le dijo. "Una cosa falta en cuanto a ti. Ve, vende las cosas que tienes; y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo, y ven, sé mi seguidor" (Marcos 10: 18-21).



De repente, el joven gobernante se vio ante una importante decisión. ¿Qué haría? ¿Estaría dispuesto a renunciar a las riquezas materiales y hacerse discípulo de Jesús, o se aferraría a sus posiciones? Es decir, ¿prefería tener tesoros en la tierra, o tesoros en el cielo? La decisión no debío de resultarle nada fácil. Es evidente que este joven estaba interesado en los valores espirituales, pues abedecía la ley e incluso había preguntado qué más podía hacer para obtener el favor de DIOS. Pero ¿Qué decidío finalmente? "se fué contristado, porque tenía muchas poseciones" (Marcos 10-22).



Aquel joven gobernante obviamente tomó una mala decisión, pues si se hubiera convertido en un fiel discípulo de Jesús, podría haber alcanzado la vida eterna que tanto anhelaba. La Biblia no explica qué ocurrió con este joven después de aquel suceso. Lo que si sabemos es que, unos cuarenta años después, muchos judíos perdieron todo lo que tenían - Incluso sus vidas- cuando el ejército romano a solo Jerusalén y gran parte de Judea.



A diferencia del joven gobernante, el apóstol Pedro y otros sí tomaron una buena decisión. dejaron "Todas sus cosas" y suguieron a Jesús. ¡Y qué sabio fue eso! JESÚS LES DIJO QUE LOS BENEFICIOS COMPENSARÍAN CON CRECES TODO LO QUE HABÍAN DEJADO ATRÁS, E INCLUSO QUE HEREDARÁN LA VIDA ETERNA. sin duda estos hombres jamás se arrepintieron de su desición. (Mateo 19: 27-29)



Todos tenemos que tomar decisiones en la vida. Pueda que algunas no sean muy importantes, pero otras sí lo son. . ¿Qué dijo Jesús al respecto?. ¿Aceptará ested su consejo? si lo hace, recibirá abundantes recompensas. A continuación analizaremos de qué formas podemos seguir a Jesús y beneficiarnos de lo que él enseño.




Decisiones que pueden hacerle feliz




"!Ojalá hubiera hecho las cosas de otra manera!" ¿Cuántas veces ha dicho usted esa frase?. Lo cierto es que a todos nos gustaría tomar decisiones de las que luego no tengamos que arrepentirnos, sobre todo si nuestra elección puede afectarnos durante toda la vida. Por lo tanto, ¿Cómo podemos tomar decisiones que nos hagan felices?.



Para empezar; tenemos que guiarnos por normas. Muchas personas dirían que no. Según indica una encuesta realizada en Estados Unidos, el 75% de los estudiantes universitarios creen que los conceptos del bien y del mal dependen de los "VALORES de cada uno" y varían según LAS CULTURAS.



¿Tiene sentido pensar que las normas morales son una simple custión de criterio personal o de opinión popular?. Desde luego que no. Si todo el mundo fuera libre de hacer lo que quisiera, el resultado sería un caos total. ¿Quién querría vivir en un lugar que no hubiera leyes, jueces ni policías? Además, hay que reconocer que no siempre podemos confiar en nuestras propias opiniones. Uno podría decidir algo pensando que es lo correcto y luego darse cuenta de que está equivocado. La historia está repleta de caos que confirman que la Biblia tiene razón cuando dice: "No perternecemos al hombre que está andando siquiera dirigir su paso" (Jeremías 20: 23), En vista de ello, ¿Dónde podemos encontrar ayuda cuando nos enfrentamos a las decisiones más importantes de la vida?.




El joven gobernante del que se habló en el principio de este artículo tomo la sabía decisión de acudir a Jesús. Como vimos, Jesús contestó la pregunta de este hombre citando de la ley de DIOS ÉL reconocía que Jehová DIOS es la fuente suprema de la sabiduría y, por lo tanto, SABE QUÉ ES LO MÁS LES CONVIENE A LOS SERES QUE HA CREADO. De ahí que JESÚS afima: "Lo que yo endeño no es míoç, sino que pertenece al que me ha enviado"



(Juan 7:16):


16.- Jesús les respondió y dijo:
--Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió.


En efecto, la palabra de DIOS es una guía que merece toda nuestra confianza, una excelente ayuda para toma buenas decisiones en la vida. Veamos cómo pueden contribuir a nuestra felicidad algunos de los pincipios que se hallan en la palabra de DIOS.



LA REGLA DE ORO


*

En su célebre Sermón del Monte, Jesús enseñó un principio fundamental paa tener buenas relaciones con nuestro prójimo. Él dijo lo siguiente: "Todas las cosas también ustedes de igual manea tienen que hacérselas a ellos" ¨¨(Mateo 7:12): Así que todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos,[a] pues esto es la Ley y los Profetas ¨¨. A esta forma de conducta se le conoce habitualmente como la Regla de Oro.

Algunas personas emplean lo que pudiéramos decir que es una vesión negativa de dicho principio: "No hagan a los demás lo que no les gustaría que les hicieran a ustedes". Si analizamos la pa´sbola de Jesús sobre el buen samaitano, veemos claramente la difeencia entre la Regla de Oro y su versión negariva. A cierto Judío le dieron una paliza y lo dejaron medio muerto; tirado en el camino. Un sacerdote lo vio, y más tarde también en Levita, pero ambos pasaron de largo. Como ninguno de los dos no hizo nada para empeorar el estado de aquel hombre, podía decirse que ambos cumplieron la versión negativa de la Regla ded Oro. Sin embargo, un samaritano que pasaba por allí decidió detenerse, vendarle las heridas y trasladalo a una posada. Su foma de actuar estuvo en conformidad con la Regla de Oro, pues trató a su pójimo como hubiera querido que lo tratarán a él. Sin duda, esa fue la decisión correcta. (Lucas 10:30-37).



  • 30.- Respondiendo Jesús, dijo:
    --Un hombre que descendía de Jerusalén a Jericó cayó en manos de ladrones, los cuales lo despojaron, lo hirieron y se fueron dejándolo medio muerto.


  • 31.- Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y al verlo pasó de largo.


  • 32.- Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, al verlo pasó de largo.


  • 33.- Pero un samaritano que iba de camino, vino cerca de él y, al verlo, fue movido a misericordia.


  • 34.- Acercándose, vendó sus heridas echándoles aceite y vino, lo puso en su cabalgadura, lo llevó al mesón y cuidó de él.


  • 35.- Otro día, al partir, sacó dos denarios, los dio al mesonero y le dijo: "Cuídamelo, y todo lo que gastes de más yo te lo pagaré cuando regrese".


  • 36.- ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?


  • 37.- Él dijo:
    --El que usó de misericordia con él.
    Entonces Jesús le dijo:
    --Ve y haz tú lo mismo.



Si nosotros seguimos este principio en todo momento de nuestra vida, obtendremos beneficios que nos harán felices. Supongo por ejemplo, que una nueva familia llega a su vecindario. ¿Por qué no toma la iniciativa de presentarse y darles la bienvenida? Podría proporcionarles alguna información de utilidad sobre la zona y ofrecerse a ayudarles con cualquier pregunta o necesidad que les surja. Si usted da el primer paso y los trata con cortesía, establecerá una buena relación con sus nuevos vecinos. Y además, tendrá la satisfacción de saber que ha escogido hacer lo que a DIOS le agrada. ¿No te parece una excelente decisión?.




DECISIONES BASADAS EN EL AMOR AL PRÓJIMO




Aparte de la Regla de Oro, Jesús ofreció otros consejos que pueden ayudarnos a tomar decisiones acertadas. En cierta ocasión; un hombre le preguntó cuál era el mandamiento más importante de la ley mosaica, y él respondió:"Tienes que ama a Jehová tu DIOS con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente". Este es el más grande y el primer mandamiento. El segundo, semejante a él, es este: "Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo". De estos dos mandamientos depende todo la ley, y los profetas.

*
  • (Mateo 22: 36-40):


  • 36 --Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la Ley?.

  • 37.- Jesús le dijo:
    --"Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente".

  • 38.- Este es el primero y grande mandamiento.

  • 39.-Y el segundo es semejante: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo".

  • 40.- De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas.


La noche antes de morir, Jesús dio a sus discípulos "un mandamiento nuevo": que se amaran unos a otros (Juan 13:34). ¿Por qué dijo que era nuevo? ¿No había enseñado que el amor al prójimo era uno de los dos mandamientos en los que basaba toda la ley mosaica? Pues bien, la ley mandaba: "Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo" ¨¨(Levítico 19:18): »No te vengarás ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, Jehovᨨ.. Sin embargo, ahora Jesús estaba explicando a sus discípulos que debían ir más allá. Esa misma noche les reveló que estaba a punto de entregar su vida por ellos. Luego les dijo: "Esten es mi mandamiento: que ustedes se amen unos a otros así como yo los he amado a ustedes. Nadie tiene mayor amor que este. que alguien entregue su alma a favor de sus amigos" (Juan 15:12-13). Aquel mandamiento era nuevo porque exigía poner los intereses del prójimo por encima de los propios.

Hay muchas fomas de manifestar este amor altruista, es decir, de interesarnos por el bien de los demás y no solo por el nuestro. Supongamos que usted vive en un apartamento y quiere escuchar música a un volumen que a usted le encanta .... pero que molesta a los vecinos. ¿accedería a dejar a un lado sus preferencias personales para que puedan tener un poco de tranquilidad? En otras palabras. ¿Estaría dispuesto a poner el bienestar del prójimo por encima del suyo?.

Veamos ahora un caso real ocurrido en Canadá: en un frío de invierno, tras la nevada, un hombre de edad avanzada recibió la visita de dos creyentes. Durante la conversación el hombre mencionó que, debido auna enfermedad cardíaca, le esultaba imposible retira la nieve acumulada delante de su casa. Como una hora después empezó a oír el típico sonido de una pala quitando nieve. ¿Qué sucedía? Los dos creyentes habían vuelto y estaban limpiando el camino y los escalones de entrada a la casa. Más tarde, este hombre escribió a la sucursal de los creyentes ya que todos son mal interpretados en la sociedad del país. "Hoy he expeimentado lo que es el verdadero amor cristiano". Y añadió. "Tenía una visión del mundo bastante pesimista, pero ahora veo las cosas con otros ojos, se ha reafirmado el gran respeto que ya sentía por la obra que ustedes realizan en todo el mundo". Así es: tomar decisión de ofrecer a los demás nuestra ayuda -por pequeña que esta sea- puede influir de manera positiva en ellos. !Y que felices nos sentimos cuando nos comportamos de nuestra altruista!.




DECISIONES BASADAS EN EL AMOR A DIOS




Otro factor a tener en cuenta cuando tomamos decisiones es lo que Jesús calificó como el mandamiento más grande: Amas a DIOS. Aquellas palabras de Jesús iban dirigidas a los Judíos, una nación que ya estaba dirigidas a los Judíos, una nación que ya estaba dedicada a Jehova. Pese a ello, todo israelita tenía la responsabilidad de decidir por sí mismo si servía a DIOS con un amor incondicional (Deuteronomio 30: 15-16).

De igual modo las decisiones que todos tomamos reflejan lo que sentimos hacia DIOS. Po ejemplo, confome vaya compendiendo el valor práctico de la Biblia, usted se enfrentará a una importante cuestión: ¿estaría dispuesto a realizar un estudio sistemático de la Biblia con la meta de convertirse en un discípulo de Jesús?. Puede estar seguo de que toma esa desición hará feliz, pues Jesús dijo. "Felices son los que tienen conciencia de su necesidad espiritual" (Mateo 5:3): «Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

El relato biblico no nos revela si aquel joven gobernante lamentó su decisión. No obstante, si sabemos como se sintió el apostol Pedro después de seguir a Jesucristo por varias décadas. Sobre el año 64 de nuesta era, cerca ya del fin de su vida. Pedro dió a sus hermanos en la fe la siguiente exhortación "Hagan lo sumo posible para que finalmente (DIOS) los halle inmaculados y sin tacha y en paz" (2 Pedro 1:14; 3:14). Como vemos, Pedro no se arrepintió de la elección que había hecho más de trenta años antes. Es más, animó a los cristianos a aferrarse a su decisión de servir a DIOS.


SEGUIR EL CONSEJO DE PEDRO IMPLICA TOMAR LA DECISIÓN DE ACEPTAR LA RESPONSABILIDAD DE SER DISCÍPULO DE JESÚS Y OBEDECER LOS MANDAMIENTOS DE DIOS (Lucas 9.23; 1 Juan 5:3). Tal vez no parezca fácil, pero contamos con esta animadora promesa de Jesús. "Vengan a mí, todos los que se afanan y están cargados, y yo los refrescaré. Tomen sobre sí mi yugo y aprendan de mí, porque soy de genio apacible y humilde de corazón, y hallarán refrigerio para sus almas. Porque mi yugo es suave y mi carga es ligera" (Mateo 11: 28-30).

Examinemos el caso de Arthur. A los 10 años comenzó a tomar clases de violín con la intención de hacerse músico profesional. Para cuando tenia 14 años, ya se había hecho un hombre como concertista. Sin embargo, Arthur no era feliz. Su padre siempre se había planteado muchas preguntas sobre el significado de la vida y solía invitar a maestros de Religión a su casa para que se las aclararan. Pero sus respuestas nunca lo convencieron. De hecho, un tema habitual en las conversaciones familiares era si DIOS realmente existe y, en tal caso, porque permite la maldad. Cierto día, el padre de Arthur habló con unos cristianos. Lo que le dijeron despertó su interés, y poco después toda la familia comenzó a estudiar la BIBLIA.

Con el tiempo, Arthur aprendió con las Escrituras la razón popr las que DIOS permite el sufrimiento, y así pudo ver con claridad cuál es el propósito de la vida. Finalmente Arthur y otros tres miembros de su familia tomaron una desición de la que no se han arrepentido. dedicaron su vida a servir a jehova. El mismo relata. "Me hace muy feliz ver cómo me ha bendecido jehova al permitirme conocer la verdad. Gracias a él he logrado salir del competitivo mundo de la música profesional. Y es que allí la gente hace lo que sea con tal de triunfar".

Hoy día, Arthur sigue tocando el violín cuando está con sus amigos, pero su vida ya no gira entorno de la música. Para él ahora lo primero es servir a DIOS, de hecho, actualmente está sirviendo en una de las sucursales de los cristianos. Al igual que Arthur, y a diferencia de aquel gobernante joven y rico, usted puede tomar las mismas decisión que ya han tomado millones de personas, la única que le hará realmente feliz: la de aceptar la invitación de JESÚS de ser SU SEGUIDOR.


¿ESTÁ DISPUESTO A ESTUDIAR LA BIBLIA Y HACERSE DISCÍPULO DE JESÚS?

1 comentario:

amor y libertad dijo...

lo de mi yugo es suave y mi carga ligera es consolador, fácil, esperanzador

un beso