viernes, octubre 10, 2008

->BATALLA POR EL CUERPO<-





EL SIGNIFICADO DE LA GUERRA ESPIRITUAL

....

EL BIEN............................ EL MAL



La guerra espiritual es el análisis de y la participación activa en la guerra espiritual invisible. Incluye el estudio de las fuerzas opuestas del bien y el mal, las estrategias de Satanás y las estrategias espirituales para vencer a Satanás. La guerra espiritual es más que un mero análisis de principios espirituales. Incluye la participación activa en la guerra mediante la aplicación de estas estrategias en la vida y el ministerio.

Una de las más efectivas estrategias de Satanás es mantener a los creyentes ignorantes de sus engaños. Pablo dice que es importante conocer las estrategias de Satanás...


2 Corintios 2:11



11.- ""para que Satanás no saque ventaja alguna sobre nosotros, pues no ignoramos sus maquinaciones.""


Debemos aprender todo lo que podamos sobre las estrategias de ataque de Satanás. Debemos también entender las bases bíblicas de la victoria sobre Satanás y las fuerzas del mal. Estamos llamados a un combate inteligente. Básico al entendimiento de la guerra espiritual es este principio llave:



  • Debes reconocer que todas las batallas de la vida, sean físicas, espirituales, emocionales, mentales, financieras o con personalidades humanas son solamente manifestaciones exteriores de una causa espiritual.

  • Que en el mundo natural los problemas pueden parecer ocurrir a través de circunstancias de la vida, la base de estas batallas naturales está en el mundo espiritual. Lee la historia de Job (Job capítulos 1-2) que confirma este principio.

  • Hemos tratado de corregir los males de este mundo mediante la educación, legislación y un ambiente mejorado. No ha funcionado porque los males visibles de este mundo son el resultado de una causa espiritual subyacente. No pueden ser corregidos por medios naturales.




¿A QUÉ REINO USTED PERTENECE?




En el reino natural un rey es el soberano de un reino. Todo el territorio y el pueblo en el reino pertenecen a él. Tiene el poder de la vida y la muerte sobre sus sujetos. Lo mismo es cierto en el mundo espiritual. Usted es parte o del Reino de Dios o del Reino de Satanás... O Dios o Satanás tienen el poder sobre su vida.

Una de las parábolas de Jesús ilustra que todos los hombres o son parte del Reino de Satanás o del Reino de Dios. Jesús comparó el mundo con un campo. La buena semilla en el campo eran los hijos del Reino de Dios. La mala semilla, la cual resultó en el crecimiento de malezas (cizañas), eran los hijos del maligno:




Mateo 13:38


38.- El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del Reino, y la cizaña son los hijos del malo. [Del malo: esto es, del diablo]


La gente entra en el Reino de Satanás mediante el nacimiento natural. La Biblia enseña que todos los hombres son nacidos en pecado. Esto significa que ellos tienen una naturaleza básica de pecado o la “semilla” del pecado dentro de ellos. Su inclinación natural es a hacer lo malo:


En maldad he sido formado y en pecado me concibió mi madre. [porque el corazón del hombre se inclina al mal]


Romanos 5:12



Adán y Cristo



12.- [En esta sección se ponen en contraste las consecuencias del pecado de Adán sobre la humanidad y el resultado de la obra salvadora de Cristo.] Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. [Pablo habla tanto de la solidaridad de todos con Adán como de la responsabilidad personal de cada uno (por tanto, como el pecado entró... por un hombre). Muchos han entendido esta última frase en el sentido de la participación de todos en el pecado de Adán (traduciendo en el cual todos pecaron).]



Romanos 3:23



23.- Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios, [Puede referirse a la relación original del ser humano con Dios, a cuya imagen gloriosa fue creado. Tal relación se perdió a causa del pecado.]


Puesto que todos hemos nacidos con la naturaleza de pecado, todos en algún tiempo hemos sido parte del Reino de Satanás. Todos los que se mantienen pecadores continúan siendo parte del Reino de Satanás.

Todo el mensaje de la Palabra escrita de Dios, la Santa Biblia, es la apelación al hombre de trasladarse del Reino maligno de Satanás al Reino de Dios. Los hombres son nacidos dentro del Reino de Satanás mediante el nacimiento natural. Deben ser renacidos dentro del Reino de Dios a través del nacimiento espiritual. La entrada en el Reino de Dios es por la experiencia del nuevo nacimiento explicado en Juan capítulo 3.

Hay solamente dos divisiones en la guerra invisible. Jesús dijo: El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama. (el que no está de mi parte, está contra mi. Usted no puede ser neutral en esta guerra. Usted está de un lado u otro en esta guerra espiritual. Incluso algunos creyentes debido a su temor a la confrontación con el enemigo, tratan de ignorar la guerra y tratan de hacer una tregua con el enemigo. Piensan que si ignoran a Satanás, él no los molestará. Esta es una de las principales estrategias del enemigo. Él trata de dejar inmóviles a los miembros del ejército de Dios mediante sus tácticas de terror.

Pero no hay neutralidad en esta guerra. Usted es o una víctima o un vencedor. El “llamado espiritual a las armas” está sucediendo... ¿Usted está en el lado del bien o del mal? ¿Usted es parte del Reino de Satanás o del Reino de Dios? ¿A qué reino usted pertenece? ¿Usted es víctima o vencedor en la guerra invisible?

Qué dos divisiones se hacen:

1 Corintios 15:44-49




  • 44.- Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal y hay cuerpo espiritual.

  • 45.- Así también está escrito: «Fue hecho el primer hombre, Adán, alma viviente»; [Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, sopló en su nariz aliento de vida y fue el hombre un ser viviente.] el postrer Adán, espíritu que da vida.

  • 46.- Pero lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual.

  • 47.- El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, [En diversos mensajes que es el Señor.] es del cielo.

  • 48.- Conforme al terrenal, así serán los terrenales; y conforme al celestial, así serán los celestiales.

  • 49.- Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.[La imagen del terrenal... del celestial: la imagen literaria es la de ser revestido (Adán/JESÚS)]



COLOCANDO EN ACCIÓN




1.- La Biblia dice para “colocar en acción su propia salvación con temor y temblor”

Filipenses 2:12




Lumbreras en el mundo



12.- Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, [aquí se relaciona la obediencia con el ejemplo de Cristo] no solamente cuando estoy presente, sino mucho más ahora que estoy ausente, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, [es decir, Con profunda reverencia.]


Sanidad es parte de la salvación proporcionada a través de la muerte y resurrección de Jesucristo. Usted puede preguntar, “¿Si se proporciona a través de la expiación, entonces cómo también se dice para “colocar en acción”?

Santiago 2:17-26


  • 17.- Así también la fe, si no tiene obras, está completamente muerta.

  • 18.- Pero alguno dirá: «Tú tienes fe y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras y yo te mostraré mi fe por mis obras».

  • 19.- Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

  • 20.- ¿Pero quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras está muerta? [Muerta: vana]

  • 21.- ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?

  • 22.- ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras y que la fe se perfeccionó por las obras?

  • 23.- Y se cumplió la Escritura que dice: «Abraham creyó a Dios y le fue contado por justicia», y fue llamado amigo de Dios.

  • 24.- Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras y no solamente por la fe.

  • 25.- Asimismo, Rahab, la ramera, ¿no fue acaso justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino?

  • 26.- Así como el cuerpo sin espíritu está muerto, también la fe sin obras está muerta.

La promesa de sanidad para esta lección revela que usted debe trabajar en cooperación con Dios en el área de salud física:



Les dijo: «Si escuchas atentamente la voz de Jehová, tu Dios, y haces lo recto delante de sus ojos, das oído a sus mandamientos y guardas todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié sobre los egipcios traeré sobre ti, porque yo soy Jehová, tu sanador».

En cada lección en este manual, la sección “Colocando en Acción” toma los conceptos enseñados y provee la oportunidad de ejercer su fe por la aplicación personal. Le ayuda a volverse un hacedor de la Palabra, no sólo un oidor.

Esta sección es una parte importante de la lección. Si usted está enfermo, se diseña para llevarlo paso a paso para recibir su sanidad. Si usted está ministrando a alguien que está enfermo, primero comparta el contenido de la lección con ellos y entonces completen esta sección juntamente para llevarlos a recibir la sanidad.

2. Lea la historia de Jesús y la mujer sirofenicia en Marcos 7:24-30. Éste relato revela que sanidad es el “pan de los hijos”. Esto significa que la sanidad pertenece a aquellos que son hijos del Reino de Dios. Dios sana a los incrédulos en misericordia para atraerlos a la salvación, pero sanar realmente es para los hijos de Dios.

La fe de la mujer sirofenicia

  • 24.- Levantándose de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. [Saliendo de Galilea, Jesús fue a territorio de los gentiles.] Entró en una casa, y no quería que nadie lo supiera; pero no pudo esconderse.

  • 25.- Una mujer, cuya hija tenía un espíritu impuro, luego que oyó de él vino y se postró a sus pies.

  • 26.- La mujer era griega, sirofenicia [Sirofenicia: región costera de la provincia romana de Siria.] de origen, y le rogaba que echara fuera de su hija al demonio.

  • 27.- Pero Jesús le dijo:
    --Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perros.

  • 28.- Respondió ella y le dijo:
    --Sí, Señor; pero aun los perros, debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos.

  • 29.- Entonces le dijo:
    --Por causa de esta palabra, vete; el demonio ha salido de tu hija.

  • 30.-Cuando la mujer llegó a su casa, halló a la hija acostada en la cama, y que el demonio había salido de ella.

Si usted necesita de sanidad, el primero paso es volverse un hijo de Dios. Usted debe arrepentirse de sus pecados y debe aceptar a Jesucristo como su Salvador personal y sanador. Si usted aún no ha hecho esto, haga esta oración:

Estimado Señor, yo sé que yo soy un pecador y yo reconozco y me arrepiento de mis pecados. Yo creo que Jesucristo es el Hijo del verdadero y viviente Dios y que Él es el camino, la verdad, y la vida. Yo acepto el sacrificio de Jesucristo y creo que Él murió por mí en la cruz. Perdóneme y límpiame de todos mis pecados. En el nombre de Jesús, Amén.

3. Repase la historia en 2 Reyes 6 que se discutieron en esta lección. ¿Usted conoce personas como Giezi o aquellos en la ciudad de Dotán que están desprevenidos o temerosos de los ataques de Satanás en sus cuerpos físicos? ¿Cómo usted podría ayudarlos?

4. Desde que la guerra espiritual tiene muchas dimensiones, usted debe guerrear personalmente contra el pecado, socialmente contra el mal en el mundo, y sobrenaturalmente a través del ministerio de sanidad y liberación. Empiece a orar sobre su parte en esta batalla espiritual.

5. Estudie la Biblia entera como un manual de guerra espiritual. Ella es el registro histórico de la guerra espiritual, revocando las victorias y derrotas de las batallas del pasado. También es profética, revelando la guerra futura hasta el tiempo del conflicto final.

1 comentario:

Hugo Leiva dijo...

Excelente ensenanza, te bendigo y gracias por este blog tan lindo.