jueves, noviembre 13, 2008

->BATALLA POR EL CUERPO<-

CAPÍTULO CINCO





LAS RAZONES PARA LA ENFERMEDAD




OBJETIVOS:

Al concluir estEe capítulo usted será capaz de:
  • Escribir la Promesa de Sanidad de memoria.
  • Identificar cinco razones para la enfermedad.
  • Explicar cómo la enfermedad es el resultado de una violación de leyes espirituales.
  • Explicar cómo la enfermedad es el resultado de la actividad Satánica.
  • Explicar cómo la enfermedad es el resultado de una violación de las leyes naturales de Dios.
  • Explicar el discernimiento inadecuado del Cuerpo de Cristo resulta en enfermedad.
  • Discutir directiva bíblica para la destrucción de la carne con vistas a salvar el espíritu.


PROMESA DE SANIDAD PARA REIVINDICAR:

Salmos 119:67

67.- Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; pero ahora guardo tu palabra.

Salmos 119:71

71.- Bueno me es haber sido humillado, para que aprenda tus estatutos.

Salmos 119:93

93.- Nunca jamás me olvidaré de tus mandamientos, porque con ellos me has vivificado.

INTRODUCCIÓN



Hay una fuente de enfermedad y esa fuente es Satanás. Pero las razones porque las enfermedades vienen sobre nosotros son variadas. Aquí están algunas razones para la enfermedad:



LA VIOLACIÓN DE LEYES ESPIRITUALES



Cuando el hombre pecó, la muerte empezó a trabajar su corrupción en el cuerpo:

Romanos 5:13

13.- Antes de la Ley ya había pecado en el mundo; pero donde no hay Ley, no se inculpa de pecado.

Romanos 6:23

23.- porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro.


La enfermedad es un resultado del pecado, pero la enfermedad de una persona necesariamente no es causada por su propio pecado individual. Jesús hizo este claro en el ejemplo del hombre ciego desde el nacimiento (Juan 9:1-3). Si Dios castigara el pecado con la enfermedad, cada pecador y cada cristiano en pecado en el mundo estarían enfermos. Es verdad que el pecado y la enfermedad tienen una conexión, pero nosotros debemos tener el cuidado de la manera en que esto es individualmente aplicado. Puede usarse como una manera conveniente de descuidar del enfermo y racionalizar nuestra propia ineficacia.


Uno de las peores aplicaciones erradas de la Biblia Escritura es que la enfermedad existe debido al pecado individual de una persona o falta de fe.

Es verdad que si usted rompe la ley de Dios, usted sufrirá. Esto es sufrir por sus propios actos pecadores. Para el pecador, éste es juicio. Para el creyente, es corrección. Pero aun cuando usted guarda la ley de Dios, usted todavía puede sufrir porque usted vive en un mundo pecador. El justo, así como el injusto, sufre debido a la presencia de pecado en el mundo.

Un ejemplo de sufrir por su propio pecado es alguien que adquiere SIDA a través de su propia inmoralidad pecadora. Un ejemplo de sufrir debido a la presencia de pecado en el mundo es alguien que adquiere SIDA a través de una transfusión sanguínea.

Varias referencias de la Biblia confirman que enfermedad puede relacionarse al pecado individual:

Marcos 2

Jesús sana a un paralítico

  • 1.- Después de algunos días, Jesús entró otra vez en Capernaúm. Cuando se supo que estaba en casa,
  • 2.- inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra.
  • 3.- Entonces vinieron a él unos trayendo a un paralítico, que era cargado por cuatro.
  • 4.- Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, quitaron parte del techo de donde él estaba y, a través de la abertura, bajaron la camilla en que yacía el paralítico.
  • 5.- Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico:
    --Hijo, tus pecados te son perdonados.
  • 6.- Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales pensaban para sí:
  • 7.- «¿Por qué habla este de ese modo? Blasfemias dice.[d] ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?».
  • 8.- Y conociendo luego Jesús en su espíritu que pensaban de esta manera dentro de sí mismos, les preguntó:
    --¿Por qué pensáis así?
  • 9.- ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: "Tus pecados te son perdonados", o decirle: "Levántate, toma tu camilla y anda"?
  • 10.- Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados --dijo al paralítico--:
  • 11.- A ti te digo: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa.
  • 12.- Entonces él se levantó y, tomando su camilla, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron y glorificaron a Dios, diciendo:
    --Nunca hemos visto tal cosa.

Juan 5:1-11

Juan 5

  • 1.- El paralítico de Betesda 1 Después de esto había una fiesta de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén.
  • 2.- Hay en Jerusalén, cerca de la Puerta de las Ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos.
  • 3.- En estos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua,
  • 4.- porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque y agitaba el agua; el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviera.
  • 5.- Había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.
  • 6.- Cuando Jesús lo vio acostado y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo:
    --¿Quieres ser sano?
  • 7.- El enfermo le respondió:
    --Señor, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; mientras yo voy, otro desciende antes que yo.
  • 8.- Jesús le dijo:
    --Levántate, toma tu camilla y anda.
  • 9.- Al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su camilla y anduvo. Era sábado aquel día.
  • 10.- Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado:
    --Es sábado; no te es permitido cargar tu camilla.
  • 11.- Él les respondió:
    --El que me sanó, él mismo me dijo: "Toma tu camilla y anda".

Santiago 5:14-16

14.- ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia para que oren por él, ungiéndolo con aceite en el nombre del Señor.
15 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si ha cometido pecados, le serán perdonados.
16.- Confesaos vuestras ofensas unos a otros y orad unos por otros, para que seáis sanados.
La oración eficaz del justo puede mucho.

Salmos 38:3

3.- Nada hay sano en mi carnea causa de tu ira;
ni hay paz en mis huesosa causa de mi pecado

Salmos 38:7

7.- porque mis lomos están llenos de ardor;
nada hay sano en mi carne.


Romanos 6:19

19.- Hablo como humano, por vuestra humana debilidad: así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la impureza y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia.

Cuando nosotros violamos las leyes espirituales, nosotros caminamos bajo la maldición descrita en Deuteronomio 28.

También puede relacionarse la enfermedad al pecado corporativo

Hechos 5:1-11

Hechos 5

Ananías y Safira

  • 1 .- Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira, su mujer, vendió una heredad,
  • 2.- y sustrajo parte del precio, sabiéndolo también su mujer; luego llevó solo el resto y lo puso a los pies de los apóstoles.
  • 3.- Pedro le dijo:
    --Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieras al Espíritu Santo y sustrajeras del producto de la venta de la heredad?
  • 4.- Reteniéndola, ¿no te quedaba a ti?, y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.
  • 5.- Al oir Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y sobrevino un gran temor sobre todos los que lo oyeron.
  • 6.- Entonces se levantaron los jóvenes, lo envolvieron, lo sacaron y lo sepultaron.
  • 7.- Pasado un lapso como de tres horas, sucedió que entró su mujer, sin saber lo que había acontecido.
  • 8.- Entonces Pedro le dijo:
    --Dime, ¿vendisteis en tanto la heredad?
    Y ella dijo:
    --Sí, en tanto.
  • 9.- Pedro le dijo:
    --¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor? He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu marido, y te sacarán a ti.
  • 10.- Al instante ella cayó a los pies de él, y expiró. Cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta; la sacaron y la sepultaron junto a su marido.
  • 11.- Y sobrevino gran temor sobre toda la iglesia y sobre todos los que oyeron estas cosas.

1 Corintios 11:27-32

Tomando la Cena indignamente

  • 27.- De manera que cualquiera que coma este pan o beba esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor.
  • 28.- Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan y beba de la copa.
  • 29.- El que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí.
  • 30.- Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos han muerto.
  • 31.- Si, pues, nos examináramos a nosotros mismos, no seríamos juzgados;
  • 32 pero siendo juzgados, somos castigados por el Señor para que no seamos condenados con el mundo.



La Sanidad puede perderse volviendo a pecar:


Juan 5:14

14.- Después lo halló Jesús en el templo y le dijo:
--Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te suceda algo peor.